sábado, 10 de mayo de 2014

Una muestra de #ABJ. Crea tu juego del sector Secundario.

Quien me conoce sabe de mi pasión por el juego y su aplicación en el aula, tanto en su vertiente de la Ludificación (gamificación) del aula, como en su aplicación metodológica, es decir, mediante el Aprendizaje basado en Juegos.
Fue el año pasado cuando empecé a desarrollarla, mediante la creación de una secuencia didáctica, en la que los alumnos debían crear un juego donde desarrollaban los contenidos del Imperialismo, la 2ª Revolución Industrial y la 1ª Guerra Mundial. Vistos los resultados y el entusiasmo mostrado por mi alumnado decidí que se había abierto una puerta metodológica que podía tener mucho potencial.
De modo que este curso, decidí cambiar la tarea del perfil del obrero industrial, una tarea que no terminaba de cuajar y que obligaba a los alumnos a trabajar mucho en casa y poco en clase, así pues tomé la decisión de cambiar la tarea y crear una secuencia inspirada en el ABJ.
La idea es utilizar los contenidos de la industria, la construcción y/o la artesanía para crear un juego. El sector Secundario tiene mucha posibilidades para convertirse en un juego, ya que el hecho de construir y/o transformar algo y convertirlo en un producto elaborado o semielaborado, permite aplicar muchas mecánicas de juego interesantes.
http://www.slideshare.net/jlred1978/tarea-4-construye-tu-juego-de-la-industria

Si bien la secuencia se orientaba más al desarrollo de un juego de tablero, ha habido algunas sorpresas como la creación de juegos utilizando Minecraft. La historia y el desarrollo del juego es apasionante, consiste en un viajero en el tiempo que viaja a las diferentes revoluciones industriales y se ve sometido a las condiciones de vida de un obrero/a de la época, lo que provoca que deba trabajar para conseguir unos recursos que le permitan volver a su época. Gracias a esta excusa los alumnos han puesto en marcha toda una serie de estrategias para construir sus fábricas, sus hogares, así como intentar crear obreros alienados.
No significa esto que lo único destacado ha sido la aplicación de herramientas digitales, de hecho ha habido juegos de tablero muy meritorios. El caso de MOA es muy destacado, ya que es el acrónimo de Maestro, Oficial y Aprendiz, así que este grupo se ha dedicado a adaptar las condiciones del sector artesano y explicar como era la evolución de los trabajadores pasando de un nivel a otro y como eso suponía acceder a más alimentos, a poder obtener algo de dinero, hasta que por fin conseguías hacer tu obra maestra.
Sin embargo, el juego más destacado ha sido Furdibury. Un juego en el que el grupo ha echado los restos, si bien el nombre no se corresponde con lo que hay que hacer en el juego. La idea es ir evolucionado desde la etapa preindustrial hasta terminar en la 3ª Revolución Industrial, mediante la combinación de cientos de recursos, capital, tecnologías y formas de organización, el jugador consigue superar todas las etapas y crear la fábrica definitiva. Os podría relatar más pero si no véis el juego no podéis imaginar el esfuerzo y el derroche de creatividad que ha supuesto este juego.


Para complementar la secuencia hicimos algo especial, ya que mis alumnos estaban muy motivados decidí darles una motivación extra, así que me puse en contacto con los compañeros de Magisterio de la SAFA de Úbeda. Entre todos fijamos un día de exposición a los alumnos y alumnas de Magisterio, de manera que ellos pudieran evaluar y analizar como se trabaja siguiendo el uso de metodologías activas, y mis alumnos de la ESO tuvieron un plus de motivación y compromiso, ya que no conocían a los grupos y no sabían como iban a responder. Os puedo asegurar que fue un momento memorable ver a dos cientos alumnos de Magisterio y la ESO compartiendo su experiencia y jugando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada