martes, 16 de febrero de 2016

DRAMATIZACIÓN EN LA ESCUELA



Hace ya tiempo que decidí aplicar mi propia ley educativa, una ley que perdure más allá de los partidos políticos, y que no cambie dependiendo de cual está en el gobierno.
En esa ley tengo muy claras las finalidades de la educación:

  •     Potenciación de la autonomía personal
  •     Adquisición de aprendizajes y socialización
Y que juntas favorezcan la integración de forma creativa de las niñas y niños en la sociedad.
Además, durante la etapa de Primaria, los alumnos y alumnas deberán adquirir, partiendo de sus propias experiencias e intereses, y con un enfoque globalizador, un desenvolvimiento de la capacidad de autoestima y de autoconfianza, de colaboración en actividades grupales, de respeto a las diferencias, de relación interpersonal, de desenvolvimiento de la capacidad expresiva.

Pero, a pesar de que la mayoría de nosotros tenemos claro lo anteriormente expuesto, la escuela sigue dando una abusiva prioridad al lenguaje verbal y al numérico, marginando, cada vez más, los lenguajes artísticos y corporales, cuando, en realidad, la construcción del conocimiento requiere la integración de los múltiples lenguajes, y dentro de ellos, el lenguaje dramático. Ya que la expresión dramática combina el gesto corporal, la voz, el tiempo, el movimiento y el espacio, contribuyendo a la formación integral del alumno.

Por lo que, la expresión dramática conjuga la expresión con la comunicación en una recreación de la realidad. No interesa tanto el producto creado como los mecanismos que permiten la afirmación personal del alumno que lleva implícito un auténtico proceso de socialización. No tenemos que pretender formar actores y actrices, tenemos que desligarnos de la técnica a favor de la concepción expresiva. 

Con lo anteriormente expuesto creo que no es necesaria la justificación de la dramatización en la escuela, pero por si acaso, señalaremos algunas de sus ventajas.
Todos sabemos que los niños y niñas prefieren que se les cuente un cuento a que se lo leas, pero prefieren mejor llegar a ser personajes de esa narración, y la dramatización tiene el poder de hacerlo.
Además:

  1. Tiene un alto poder incentivador, tanto para el alumnado como para el profesorado
  2. Exige un trabajo en equipo
  3. Exige expresarse
  4. Promueve reacciones emocionales
  5. Agudiza la sensibilidad
  6. Aumenta la confianza en si mismos, la capacidad de tomar iniciativas, la responsabilidad, la imaginación, la improvisación
  7. Aprovecha la natural tendencia lúdica de niños y niñas
  8. Canaliza sus necesidades de expresión y creación
  9. Ayuda a percibir la realidad
  10. Incrementa las competencias comunicativas y lingüísticas
  11. Diseña formas de colaboración con los padres
  12. Es un importante complemento evaluador. Alumnos y alumnas a los que "les cuesta" memorizar cuatro reglas, se muestran como verdaderos "artistas" capaces de retener grandes párrafos, lo que nos debería servir para cuestionarnos la metodología que empleamos en el aula.
  13. Ejercita la memoria y amplía su vocabulario
  14. Desenvuelve la capacidad de aceptar reglas que pongan en orden esas actividades cooperativas
  15. Tiene un alto poder globalizador
  16. Canaliza los primeros pasos hacia la investigación
Aunque, en mi opinión, la mayor de las justificaciones es la alegría que le imprime a la actividad escolar.




Pero si eres de esos a los que le preocupan los estándares de aprendizaje y los criterios de evaluación, deciros que la expresión dramática conjuga actividades emocionales, mentales y físicas, con una participación integral de la persona, encaminadas a:
  • Descubrir las posibilidades de la expresión oral, del gesto, del movimiento
  • Controlar el espacio físico de forma estática y dinámica
  • Expresarse y comunicarse utilizando las técnicas del lenguaje dramático
  • Controlar la voz y el propio cuerpo
  • Favorecer la relación de la niña o del niño con los demás
  • Facilitar la expresión espontánea
  • Ser un medio de autodominio, sometiéndose a unas reglas preestablecidas
  • Potenciar la inteligencia
  • Desenvolver la coordinación
  • Desenvolver el sentido crítico
Y sobre todo, DISFRUTAR DE LO QUE ESTÁS HACIENDO, PASÁRSELO BIEN APRENDIENDO,  que de eso se trata o no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada